Se buscan viviendas para los más pobres del Atlántico

Si no hay una gestión contundente de la Gobernación del Atlántico y de la Alcaldía Distrital de Barranquilla, a finales de marzo de este año el Departamento habrá perdido la oportunidad de aprovechar 45 mil millones de pesos en subsidios para hacer realidad el sueño de muchos conterráneos pobres de tener vivienda propia.

El Gobierno Nacional adjudicó los subsidios pero a la fecha, según la ministra de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Beatriz Uribe Botero, los han ido a cobrar. Un poco más de 20 mil beneficiarios se encuentran en Barranquilla y el resto en otros municipios del Departamento.

¿Por qué ocurre esta situación? De acuerdo con las explicaciones oficiales, los subsidios no son reclamados por las familias beneficiarias porque en la mayoría de los casos no cuentan con los recursos complementarios para adquirir vivienda y en otras circunstancias no identifican la vivienda que se acomode a sus necesidades por falta de proyectos de los constructores.

Ojalá que el Gobernador del Atlántico y el Alcalde Distrital de Barranquilla se den esta semana a la tarea de no dejar perder esos subsidios, para contribuir así al sueño de elevar la calidad de vida en la ciudad y el departamento y sacar a millares de personas que hoy habitan en territorios de alto riesgo.

Entradas populares