En el ordenamiento territorial está la clave

Si uno se pregunta cómo se puede suplir la dependencia centralista a favor de una mayor autonomía local, la respuesta va encaminada a la necesidad de cohesionar la voluntad política alrededor del ordenamiento territorial que dispone la creación de las regiones con autonomía y patrimonio propio.

Sin embargo, la principal inquietud radica en si esa voluntad puede reflejarse y expresarse categóricamente en lo resta de los debates para la aprobación del Plan Nacional de Desarrollo. Estamos trabajando en ese objetivo tanto en la Comisión Accidental Caribe del Senado como en la bancada de Cámara de Representantes.

Por esta razón me parece saludable que en días recientes los senadores de la Comisión de Ordenamiento Territorial, hayan analizado el Plan para expresar su inconformidad ante la falta de coordinación de la política nacional y las necesidades regionales.

En este contexto, la Comisión aprobó tres proposiciones para recomendar a la plenaria la inclusión de tres nuevos artículos que complementen la legislación existente. Acompaño que se sugiera la implementación de una Política General de Ordenamiento Territorial, a cargo del Departamento Nacional de Planeación, DNP, y la instancia que tiene el Senado de la República para tales efectos.

Del mismo modo, se recomienda la elaboración y adopción de un Plan de Ordenamiento Territorial Marino - Costero, ratificado mediante Ley de la República.

También se propone mejorar los incentivos y los criterios técnicos que favorecen la asociatividad de departamentos y municipios, prevista en la actual ley orgánica de ordenamiento territorial. Este sería un paso importante en la dirección de crear las regiones a futuro.

Entradas populares