TLC con EEUU no admite descuidos

Para acertar y jugar el mejor de los papeles frente a la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos, es fundamental ser realistas y hacer cuentas claras en relación con las posibilidades que tiene la Costa Caribe.

En este escenario, las ciudades con mayor potencial son Barranquilla, Cartagena y Santa Marta, pero es prioritario que no nos pintemos espejismo como creo que podría estar ocurriendo en el caso de la capital del Atlántico. Es cierto que tenemos una posición privilegiada e indiscutibles ventajas tanto comparativas como competitivas; lo que nos despierta dudas es el modelo mental con el cual pensamos enfrentar los desafíos del TLC.

Se impone con urgencia la unidad político-administrativa-empresarial para conseguir lo que nos hace falta en materia de infraestructura y soporte logístico y deshacernos de un canibalismo ciudadano que resta antes que sumar. No podemos seguir enfrascados en enfrentamientos estériles y denigrantes. Mostremos grandeza civil y democrática para entender y poner en prácticas las fortalezas que se requieren dentro del objetivo de aprovechar el TLC en sus justas proporciones.

Entradas populares