Estos son los orígenes del colapso financiero de la UDEA (II)

Recuerdo que el año 2003 el Gobierno Nacional estableció el denominado convenio de concurrencia para promover la estabilidad financiera de la Universidad y darle viabilidad a una eventual aplicación de la 550. Este convenio fue firmado por el entonces ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla y el gobernador del Atlántico de ese momento, Alex Char Chaljub. Lo que se critica de ese convenio es que la Gobernación haya aceptado que la Universidad cargara con la responsabilidad de pagar (concurrir) la parte mayoritaria de las mesadas pensiónales de la institución, pasando de un 12 por ciento al 75 por ciento y el Ministerio de Hacienda baja del 75% al 18%, lo que en opinión de la Asociación de Profesores Universitarios, Aspu, ha ocasionando el colapso financiero de la Universidad del Atlántico.
Con base en el convenio de concurrencia, quedaron comprometidas las transferencias que gira el gobierno al tenor del artículo 86 de la ley 30 de 1992. No pasó mucho tiempo para que la Universidad entrara en un cese de pagos de las obligaciones laborales y prestacionales, alcanzase un déficit de caja de 2.600 millones de pesos mensuales, unos 30 mil millones de pesos anuales.

Entradas populares