Verano abandona a su suerte a la Universidad del Atlántico (I)

Causa profunda tristeza lo que ocurre con la principal institución de educación superior del Caribe colombiano. Durante la Gobernación de Carlos Rodado Noriega fue la intervención de la Presidencia de la República la que impidió el cierre de la Universidad del Atlántico, llevando incluso a la rectoría a una profesional de confianza del Jefe del Estado. En ese período no se pudo resolver el tema de la crisis financiera y el máximo logro fue vincular a la Udea a la Ley 550 o ley de quiebras.

 

Desde muy niño oí hablar de la Universidad del Atlántico. Primero porque mi padre es egresado de ella y segundo porque José Name Terán, desde el Congreso de la República, consiguió la aprobación de la Ley Pro Ciudadela Universitaria, mediante la cual se han captado los recursos que permiten la construcción y ampliación de la monumental y hermosa sede con la que hoy cuenta la Universidad en el Área Metropolitana de Barranquilla. En mi condición de Senador de la República comprometido con el desarrollo social y por el gran servicio que presta la Universidad a la juventud de escasos recursos económicos, me siento obligado a expresar mi preocupación y voz de protesta ante la forma paquidérmica como se solucionan los problemas de Uniatlántico. Considero que el Gobernador Eduardo Verano la ha abandonado a su suerte.

Entradas populares