Si el Polo y los liberales son pro Chávez-Correa y la U está con Uribe, ¿usted con quién está?

Colombia ha llegado a la hora de la verdad en materia de definiciones políticas. El Congreso de la República está dando muestras de sabiduría y responsabilidad al asumir lo que le toca respecto del proyecto de Referendo para la reelección presidencial en el 2010.


Hay una serie de connotados dirigentes y jóvenes profesionales que ha resuelto lanzarse a la arena electoral en búsqueda de la más alta dignidad que pueda investir a un compatriota: la Presidencia de la República. Loable desde todo punto de vista. Unos podrían tener más o menor experiencia, más o menos calidades, pero es laudable que decidan encarar el desafío de recorrer el país, conocer sus problemas y plantear propuestas de solución.


Creemos que hay excesos verbales, que se necesita una mayor proyección programática y no tanta palabrería en los diferentes discursos y que es importante dejar de pensar en atacar a Uribe para concentrarnos en verdaderas propuestas dignas de análisis por parte del pueblo colombiano.


En las últimas semanas he leído cuidadosamente las diferentes intervenciones de precandidatos del liberalismo y del Polo Democrático, así como las declaraciones públicas surgidas de pomposas ruedas de prensa. Lo del Liberalismo y el Polo termina siendo más una orgia ideológica que la sustentación de programas de beneficio social. Hay oraciones muy bien construidas y párrafos elegantemente redactados.


Qué más puede esperar uno de un partido como el Liberal que cuando ha tenido la oportunidad de ejercer el poder solo le ha abierto las ventanillas a los dineros del narcotráfico, se ha regodeado con la apertura de sonados procesos judiciales como el 8.000 y además ha validado políticas globalizantes de corte Barco-Gavirista que han significado el camino al cementerio de numerosos productos agropecuarios, entre otros hechos nefastos. Por los lados del Polo Democrático Alternativo no escampa. Allí se esconden una guerrilla frustrada y un puñado de militantes que en el pasado no hicieron más que enlutar centenares de hogares bajo el sofisma de la conquista del poder mediante la lucha armada.


El Liberalismo y el Polo presentan tesis que no logran superar ni la fortaleza ni la experiencia que proyecta un Álvaro Uribe Vélez que ha demostrado más aciertos que fracasos en los casi ocho años de su gobierno constitucional.


En mi caso personal he creído y confiado en su verticalidad, honestidad y capacidad de trabajo a toda prueba desde el primer día de su primer gobierno. Lo he acompañado en mi condición de Senador de la República desde el año 2006 cuando comenzó su segundo mandato y hoy me comprometido a seguir apoyando su obra de gobierno, proyectando no solo mi reelección como congresista sino un trabajo diario que también nos asegure el mantenimiento de Álvaro Uribe Vélez en la Casa de Nariño.


Estoy firme con la política de seguridad democrática, el fortalecimiento de nuestra economía y toda la política social encaminada y liderada por el Jefe del Estado para que los colombianos superemos el rezago y la condición de pobreza.


Soy integrante del Partido Social de Unidad Nacional, La U, y actualmente me desempeño como uno de sus directores alternos nacional, lo cual me honra y enorgullece. Este es el partido de las entrañas presidenciales y es la colectividad política más comprometida con una Colombia próspera, floreciente y en completa paz.


Analizando el rumbo que toma el acontecer político, la conclusión es que el Referendo pasará a manos de la Corte Constitucional que en tiempo prudencial debe dar a conocer su veredicto, con lo cual el Presidente Uribe el 30 de noviembre de 2009 nos confirmará su propósito de aspirar a un tercer periodo.


Indiscutiblemente es la hora de las definiciones políticas. El momento de la verdad electoral. Es bueno que se vayan conociendo las verdaderas simpatías. Por ejemplo, me parece extraordinario que el Partido Liberal y el Polo Democrático Alternativo hagan pública su marcada vocación y alinderamiento al pensamiento Chavista y Correista. Está bien que conozcamos que ellos hacen parte de los amigos de Hugo Chávez y de Rafael Correa en Colombia.


También es trascendental corroborar que el Partido de la U está totalmente alineado con el Presidente Uribe y sus propósitos de gobiernos.


Es fundamental que nos definamos todos, que todos mostremos nuestras cartas. Los liberales y el Polo están con Chávez y Correa, los de la U y otras vertientes políticas estamos con Uribe. Ahora, amigo colombiano, piense cuidadosa y honestamente, dígame, ¿con quién está usted en este momento?


Entradas populares