Paquete, paquetaco, lo que sea, pero que le sirva a Barranquilla

Respecto del aeropuerto Ernesto Cortissoz, el Gobierno Nacional tiene una deuda de vieja data con Barranquilla. Recordemos que la antigua concesión sólo sirvió para beneficiar a unos pocos, mientras la infraestructura portuaria caducó y perdió competitividad.

Revocada la concesión de marras, se quiere un nuevo operador con suficiente músculo financiero, capacidad gerencial y fortaleza técnica para asegurar una visión que inserte al Aeropuerto de Barranquilla entre los mejores de América Latina, porque así puede serlo.

Para tal efecto la autoridad competente ha abierto el nuevo proceso, esperando que en junio o julio pueda contarse con el concesionario requerido. Los pliegos están a la orden del día. Y las discusiones también, porque gremios y alcaldía consideran que la licitación no debe ir empaquetada con la operación de otros aeropuertos sino que debe ser independiente. El Gobierno ha dicho que ese es el objetivo, pero que el mismo de Barranquilla podría quedarse con otros tres sin afectar a unos u otros. Alcaldía y gremios siguen mostrando reservas.

Somos de la opinión que hay que aclarar todas las dudas, que es importante hacer las mesas de trabajo sugeridas alrededor del tema y que así sea en paquete, paquetaco o empaquetado, lo fundamental es que tengamos un nuevo modelo de operación que esta vez sí le sirva al Aeropuerto, a la ciudad y a su Área Metropolitana.

Entradas populares