El drama humanitario de la Región Caribe por las tierras

Un reciente seminario realizado en la ciudad de Cartagena concluye que el desplazamiento forzado, el despojo y el abandono de tierras provocan en la Región Caribe colombiana un drama humanitario de indiscutibles repercusiones morales, sociales, políticas y económicas.

“La informalidad en la tenencia de la tierra aunada al conflicto armado y la fragilidad de la institucionalidad local, facilitaron por una parte el despojo por parte del narcotráfico, los actores armados y/o sus testaferros. Y por otra propició la expropiación, ocupación y explotación de las tierras por segundos y terceros ocupantes, los cuales reclaman hoy derechos sobre las mismas tierras, lo cual obliga a pensar procesos de restitución en marcos legales más amplios que los que ofrece el derecho civil. Por ello resulta urgente asumir procesos de restitución desde un enfoque de derechos humanos”, sostiene el documento final del Congreso.

Y en esa dirección me comprometo a hacer esfuerzos en el Senado de la República, porque las gentes de nuestra Región no puede seguir siendo víctima de una alarmante concentración de la propiedad agraria ni debe seguir saliendo de sus tierras por el despojo ni por la violencia. Al contrario, la idea es que quienes salieron regresen a trabajar en sus parcelas, asociados en minifundios para la productividad con la ayuda crediticia y técnica del Estado colombiano.

Entradas populares