El POT no puede desoír a la academia barranquillera

Muy puntual la evaluación que acaba de divulgar la Universidad del Norte en relación con la propuesta de la Alcaldía Distrital de Barranquilla sobre el nuevo Plan de Ordenamiento Físico Territorial, POT, para la ciudad.

Entre profesores e investigadores, treinta expertos de la Universidad concluyen que se trata de un buen documento pero con notorias debilidades en movilidad, y competitividad, tres aspectos fundamentales en la urbe moderna.

Si el plan no es corregido a tiempo y no incorpora lo que le dice la academia barranquillera, podemos decir que nace muerto porque esta herramienta de la planeación no puede surgir a la luz pública con una visión sesgada del desarrollo sino que, por el contrario, debe captar todos los ángulos posibles que nos hagan más eficientes y efectivos ante los tratados de libre comercio, entre otros aspectos.

Recientemente la Universidad Autónoma del Caribe también hizo observaciones pertinentes a lo que se refiere a la competitividad barranquillera, razón por la cual es importante que la Alcaldía no desoiga las atinadas apreciaciones de la academia.

Si el tiempo es de socialización y de captación de inquietudes, este es el momento adecuado para corregir el POT.  Más adelante será demasiado tarde y habremos perdidos otro tiempo vital.

Entradas populares