Bienvenida a los nuevos gobernantes locales

Este primero de enero comienza el periodo constitucional de los nuevos gobernadores, diputados, alcaldes, concejales y ediles de las juntas administradoras locales. Entre el 2012 y el 2015 deberán desarrollar y ejecutar todo lo que comprometieron en los respectivos programas de gobierno y ante sus electores.

La reconstrucción de cientos de municipios afectados y a la atención y reubicación de millares de damnificados por el desastre invernal, es para muchos de los nuevos gobernantes la máxima prioridad. Pero lo es también la identificación de nuevos proyectos, la ampliación de los niveles de bienestar social, la generación de empleo, el aprovechamiento de los mayores recursos que irán de las regalías a las zonas más pobres, el fortalecimiento de la ciencia y la tecnología, y el encauzamiento de fortalezas hacia lo que nos ofrecen los tratados internacionales de libre comercio, entre otros factores que pueden redundar en prosperidad democrática.

Estoy seguro que los nuevos gobernantes llegan cargados de buenas intenciones y rodeados de los mejores equipos de trabajo; sin embargo, se impone la máxima alerta para luchar contra la corrección, velar por el adecuado control interno, evitar el despilfarro en cuentas ociosas, ejercitar la transparencia y la ética en la contratación pública y, por encima de todo, garantizar calidad de vida y seguridad ciudadana. En lo que me corresponde como Senador de la República, estoy dispuesto a colaborar en todo lo que este a mi alcance para el logro de los propósitos territoriales. Por lo pronto, felicitaciones a los mandatarios que inician labores y el mejor de los augurios a sus respectivos gobiernos.

Entradas populares