Concejo tiene la obligación de hacerle control político al Alcalde Char


Un ente territorial, llámese Nación, Departamento, Distrito o Municipio, puede endeudarse para satisfacer necesidades básicas de la población y cumplir las metas del Plan de Desarrollo que tenga el mandatario de turno. Pero el proceso de inversiones debe ser vigilado por el Congreso, la Asamblea o el Concejo Distrital o Municipal. Y la misma ciudadanía.

Sólo así puede garantizarse que las obras se ejecuten dentro de los propósitos establecidos, sin que la corrupción haga que se vengan a pique al poco tiempo de desarrolladas. Por este motivo es fundamental el control político y la supervisión de las contralorías, el ministerio público y de la misma fiscalía.

Teniendo en cuenta estas premisas, me parece increíble escucharle decir a varios concejales del Distrito de Barranquilla que no le hacen control político al Alcalde Alex Char porque en su opinión el mandatario todo lo hace bien. Con justificadas razones la veeduría ONG Concejo Visible llamó la atención sobre la falta de control político a los compromisos de vigencias futuras que por valor de 542 mil 594 millones 021 mil 891 pesos le aprobaron los concejales al ingeniero gobernante, para el periodo 2008 – 2018. La cifra puede fácilmente llegar al billón de pesos si sumamos la emisión de bonos de deuda pública por 150 mil millones y 300 mil millones más de otros presupuestos futuros.

Estamos hablando de muchísima plata y el Alcalde Char debería él mismo pedir ese control político y no decir simplemente que asume los costos que a futuro se puedan derivar por el manejo de esos recursos. El Concejo de Barranquilla no puede renunciar a la razón misma de su existencia, porque de ser así lo mejor es clausurarlo de por vida para que los alcaldes hagan lo que se les ocurra. Estoy seguro que eso no es lo que quieren los barranquilleros que los eligieron.

Entradas populares