A Santos le llegó la hora de recoger lo que sembró


Estoy convencido de que el Presidente Juan Manuel Santos Calderón se ha empleado a fondo para desarrollar políticas de buen gobierno, derribar las estructuras de la corrupción y darle sustento y viabilidad a una plataforma social que nos ayude a superar la pobreza e indigencia y nos inserte en la prosperidad a que está comprometido el Gobierno Central, en un contexto de armonía política y unidad nacional con los principales partidos del país. Esa ha sido una gran gestión en estos dos primeros años del Gobierno Santos, en el que indiscutiblemente también se destacan algunos lunares en materia de seguridad, la frustrada reforma a la justicia y el agravamiento de los problemas en el sector salud.

A mi me complacen los logros en relación con la política social y el restablecimiento del intercambio comercial con el mundo. El comercio exterior durante el Gobierno Santos ha sido uno de los grandes fundamentos de la política internacional de este Gobierno, que hizo énfasis también en un mejor clima de relaciones con los vecinos. Colombia adquiere cada día mayor liderazgo en la región y sobresale su tradición democrática en medio del conflicto interno. Creo que ha llegado la hora de recoger lo que ha sembrado el Gobierno Santos, que en mi opinión se preparó entre el 2010 y el 2012 para ejecutar con acierto las grandes reformas que todavía hacen falta en el periodo 2012 - 2014. No digo que sea fácil, pero el Presidente Santos tiene el liderazgo y la entereza suficiente para sacar adelante lo que ya tiene identidficado por hacer. Estoy seguro que restaurando la confianza y credibilidad de los partidos en la unidad nacional, el Gobierno y el Congreso serán capaces de retomar el sendero de la seguridad, aprobar la reforma a la justicia que espera el país y colocar la salud y la educación en el punto que Colombia necesita para satisfacer las necesidades más sentidas de la población, además de coronar lo que se desea en términos de autonomía regional y fortalecimiento de las entidades territoriales.

Entradas populares