Tarjeta Roja para buena parte de las EPS

A pesar de los indiscutibles ajustes que se introdujeron en la pasada reforma que aprobó el Congreso para enderezar el camino del sector salud, aún quedan tuercas por atesar dentro del propósito de preservar la calidad de vida de los colombianos y garantizar la atención las 24 horas del día, oportuna y eficientemente, de quienes padecen alguna enfermedad de mayor o menor grado de complejidad.

En ese sentido ni el Gobierno ni el Congreso de la República podemos ahorrar esfuerzos para hacer más severa la legislación en contra de aquellas empresas, directivos y funcionarios que además de incurrir en conductas dolosas atentan contra la vida misma de los afiliados y pacientes.

No es posible que una parte significativa de las EPS sigan negando cerca del 70 por ciento de los requerimientos que les hacen sus afiliados y que están contemplados en el Plan Obligatorio de Salud. Esto es mucho más grave cuando la negativa afecta directamente a las personas pobres cobijadas por el régimen subsidiado. Necesitamos una salud más humana.

Entradas populares