Los villancicos y la novena navideña

Nada mejor que esta temporada para hacer a un lado las bajas pasiones, los rencores, las envidias, los odios y las zancadillas. Diciembre es un mes de amor y de grata recordación, porque durante estos días celebramos el nacimiento del Hijo de Dios. Estamos en plena novena navideña y al hacerla en nuestros hogares, les abrimos campo a los buenos sentimientos, a la esperanza, a la solidaridad y a la unión para que entre todos elevemos una plegaria al cielo por nuestro bienestar personal y social. La novena y los villancicos nos tonifican el alma y nos fortalecen el espíritu frente a las dificultades.
Es una de las más hermosas tradiciones del mundo católico. Los invito a que hagamos la novena en compañía de familiares y amigos, en señal de nuestra fe en el futuro y como prueba de que en nuestros corazones habita el palpitar divino. ¡Feliz Navidad para todos!

Entradas populares